TU BOCA ES LA SEÑAL DE ALERTA DE MUCHAS ENFERMEDADES, COMO LA DIABETES, LA ANEMIA O LA OSTEOPOROSIS

 

Sin que tú lo sepas, puede que tu boca te esté queriendo decir algo. La anemia, la diabetes, la celiaquía o la osteoporosis en muchos casos pueden estar enviando una señal de alerta a través de cambios en la encía y los dientes.

Desde Ortofamily, la Doctora María Moya Amador, desvela algunas señales de alerta que pueden aparecer en la boca e indicar algún problema de salud.

– Anemia: Notar una coloración blanca en las encías es un síntoma claro de anemia. Al disminuir la cantidad de glóbulos rojos, las encías se pueden poner pálidas.

– Diabetes: El mal aliento prolongado, el sangrado espontaneo de las encías, la necesidad de beber mucha agua, infecciones recurrentes en mucosas o encías, sensación de quemazón en labios y lengua, podrían estar alertando de diabetes tipo 1 o 2.

– Sinusitis: si sientes dolor o presión en la parte superior de los dientes lo más probable es que te esté alertando de una sinusitis. Esta afección se produce cuando las cavidades naturales que rodean las fosas nasales (senos maxilares) se inflaman y provocan un dolor que suele afectar a los maxilares, dientes y cabeza.

– Osteoporosis: Si no hay signo de infección y se empieza a sufrir la caída de los dientes, podría ser una señal temprana de una osteoporosis que está avanzando. Las mujeres a partir de la menopausia deben prestarle mucha atención a este tipo de señales, ya que en dicha etapa se disminuye la densidad de minerales en los huesos y esto puede dar lugar al desarrollo de una enfermedad crónica.

– Celiaquía: Entre los síntomas que alertan de un posible problema de celiaquía está en la aparición de úlceras y aftas en la boca. También se observa defectos en el tejido dentario con manchas color amarillento o marrón en el esmalte.

La anemia, la diabetes, la sinusitis, la osteoporosis o la celiaquía son solo algunas enfermedades cuyos primeros síntomas pueden percibirse mediante cambios en nuestra salud bucodental. Existen muchas otras, como las de transmisión sexual, la leucemia o los daños hepáticos, que comienzan con sangrado abundante de la encía. Desde Ortofamily recomendamos hacer caso a estos síntomas y visitar al dentista para descartar posibles enfermedades o tratarlas a tiempo.